Búsqueda personalizada

Ajo SIIII!!! mal aliento NOOOO!!!!



Leo en Nutrición. com ,la razón por la cual el ajo impregna ese aliento horrible en nuestras bocas. Al parecer este fenómeno se produce por su riqueza en aceites esenciales extremadamente penetrantes, incluso pueden meterse por los poros de la piel para estar allí un largo rato.

Esto no me llama la atención debido a que ya es un mito en la cocina, lo que sí me ha sorprendido es la solución al problema, pues su compañero en todas las comidas será el que nos ayudará a combatirlo, ¿llamativo verdad?, hablo por supuesto del perejil, que con ser masticado por unos segundos, solo unas pequeñas ramillas, nos sacará de este apuro que nos imposibilita hablar con cualquiera, e incluso acercarnos.
Claro que no es la única alternativa, pero sí la más probable, existen otros métodos como masticar hinojo, anís, cardamomo, pero claro, en nuestras casas hay siempre perejil, de querer optar por una de estas últimas, debemos salir corriendo a comprar alguno de los ingredientes y me imagino que nadie quiere correr el riesgo de cruzarse con alguien en el camino, y aunque tengamos mucha suerte, tendremos que hablar con el vendedor, situación que se tornará un tanto incómoda de seguro.





Otra forma de combatir el problema, un poco más rica, es masticar granos de café, aunque no todos aguantan ese sabor tan fuerte, por más que tan solo sean unos segundos, eso sí, si podemos soportarlo nos quedará un aliento totalmente renovado, exquisito y agradable como el de un buen café.

No hay comentarios:

Archivo del blog

COMPLEJO CULTURAL GALATRO