Búsqueda personalizada

Adelgazar: seis errores que no debes cometer


Adelgazar: seis errores que no debes cometer.

Cuando el objetivo es perder kilos, muchas veces se ponen en práctica dietas milagro, remedios caseros o métodos peligrosos, pero no todo vale para adelgazar.
Por MAITE ZUDAIRE
28 de mayo de 2013
Imagen: globalcosmic

-Por estética o por salud, necesitándolo o no, seis de cada diez personas intentan bajar de peso. El negocio de adelgazar mueve millones de euros cada temporada; aunque los resultados no siempre son los esperados. Para tantas personas, demasiadas, el inicio de la primavera acentúa la preocupación por perder kilos y volumen, mientras acrecienta el deseo de acelerar ese proceso. En definitiva, se despierta el deseo de conseguir una estética diferente a la que se tiene de cara al verano. Ante esta demanda real, surgen todo tipo de dietas milagrosas nada fiables, remedios caseros y prácticas poco sanas (incluso peligrosas) para deshacerse de esos kilos. A continuación se exponen seis errores que no deberíamos cometer cuando intentamos bajar de peso.

Bajar de peso sin cometer errores

Más del 65% de la población española desea adelgazar y este deseo es más frecuente en mujeres que presentan un peso normal, o por debajo de lo recomendable, que en aquellas que tienen sobrepeso u obesidad. Estas son las conclusiones de un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid. Preocupa el hecho de que, en este afán de querer adelgazar, no se aprenda a hacerlo de forma saludable y segura, sino que se vaya por la vía rápida con conductas contraproducentes e incluso peligrosas para la salud. Estos son algunos de los errores que conviene evitar si se desea bajar de peso:

-Ayunar.
Hay quien elige el ayuno como método para perder peso, si bien, desde la perspectiva científica, esta hipótesis no ha sido corroborada por estudios clínicos rigurosos. El ayuno puede resultar un hábito contraproducente para adelgazar de manera segura, sin efectos secundarios y sin contraindicaciones. Por tanto, recurrir al sirope de savia u otros productos como complemento a un periodo de ayuno no es aconsejable ni tiene fundamento.

-Reducir al máximo el aporte de grasas.
La obesidad es un problema crónico de acumulación de grasa corporal. Los últimos avances médicos describen un proceso inflamatorio clave en el desarrollo de esta enfermedad, en el que la acumulación de calorías en exceso y de millones de células grasas desencadena un estado crónico de inflamación celular. Ante esta evidencia médica, los ácidos grasos omega-3 podrían tener efectos protectores, tal y como apuntan los resultados de numerosos ensayos clínicos. Eliminar o reducir a la mínima expresión la presencia de alimentos grasos, fuente de ácidos grasos esenciales como el aceite de oliva (o los aceites de semillas), los frutos secos y los pescados azules, es una elección equivocada, insana e, incluso, desfavorable.

-Cenar solo fruta.
Las cenas que solo incluyen frutas no siempre siempre son idóneas. Este puede ser un ejemplo de cena demasiado frugal que, si no se enmarca en un plan alimentario completo y saludable, puede desplazar del menú a otros alimentos cuya presencia habitual en la dieta es necesaria. Esta elección dietética puede tener un efecto diurético, por la naturaleza abundante en agua y minerales de las frutas, pero no adelgazante.

-Restringir la dieta de forma voluntaria.
Tomar solo café o un té para desayunar, escoger un almuerzo y una merienda muy ligera a base de fruta, yogur desnatado o un par de tortitas, hacer una cena frugal basada en ensaladas o en tomar solo fruta o eliminar sin criterio los hidratos de carbono (pan, arroz, pasta, legumbres, etc.) son algunas elecciones alimentarias que, establecidas con criterio, pueden encajar dentro de un concepto de dieta hipocalórica equilibrada. Sin embargo, si se siguen sin asesoramiento profesional, pueden hacer que se reduzcan hasta un límite preocupante las calorías de la dieta. Según explicó en una entrevista la doctora en Nutrición y Metabolismo Nancy Babio, "la restricción dietética puede generar un síndrome por atracón por el debilitamiento de las señales de hambre y saciedad", con la consiguiente ingesta elevada y desproporcionada de calorías y sus consecuencias derivadas. Dado que son más las mujeres -y más aún las jóvenes- quienes tienden a restringir la comida, la experta también advierte de que las mujeres adolescentes que realizan dietas a un nivel severo tienen 18 veces más probabilidades de desarrollar un TCA (trastorno de la conducta alimentaria) que quienes no hacen dieta.

-Utilizar infusiones o plantas para adelgazar sin conocer todos sus efectos.
El papel de las plantas en las dietas de adelgazamiento es un asunto complejo y serio. El efecto más reconocido por el que se escogen algunas infusiones o complementos dietéticos a base de plantas es su poder diurético. Esta acción, aunque puede influir de manera positiva en la pérdida de peso al forzar la eliminación de líquidos, no lo hace en la pérdida de grasa corporal, el principal problema en caso de obesidad. Además, no está exenta de riesgos en ciertos individuos o colectivos. El té verde es una de las plantas más conocidas y usadas con fines de apoyo al adelgazamiento. Sin embargo, el grupo de revisión de la EFSA concluye que "no se puede establecer una relación causa-efecto entre el consumo de catequinas de té verde y un aumento de la beta-oxidación de los ácidos grasos que conduzca a una reducción de la masa grasa corporal". Sobre su efecto para ayudar a mantener o alcanzar un peso normal, la conclusión también es categórica: "no se puede establecer una relación causa-efecto entre el consumo de catequinas de té verde y que se facilite el mantener un peso adecuado o que ayude a alcanzarlo".

-Usar productos para adelgazar; muchos no son seguros.
La Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y de Productos de Salud de Francia (ANSM) publicó en julio de 2012 un informe que evaluaba los riesgos de utilizar productos para adelgazar. El estudio analiza los comportamientos del paciente frente a los productos y los hábitos alimenticios para perder peso y advierte del riesgo potencial de comprar productos en sitios web y tiendas no especializadas, por las siguientes razones:
Procedencia desconocida de los productos con autenticidad y calidad no garantizadas (fuera de los controles de las autoridades sanitarias).
Pueden contener medicamentos sacados del mercado en violación de la reglamentación y la legislación vigente. Según varios casos de farmacovigilancia reportados, algunos productos contenían sustancias prohibidas no mencionadas en el etiquetado: sibutramina, fenolftaleína, metales pesados o efedra (planta que contiene efedrina, un alcaloide muy excitante).

Medicamentos cuyo reporte de beneficio/riesgo ha sido desfavorable según la ANSM.

Desde la AEDN, su Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento (GREP-AEDN) desaconseja el uso de complementos alimenticios o suplementos dietéticos (sean o no a base de plantas) para perder peso por diversos motivos que se pueden consultar en su documento de posicionamiento.

EROSKI CONSUMER

PIS
---
**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/

Leer más...

Nueve maneras de preparar huevos


Huevo duro, pasado por agua, frito, escalfado, en tortillas o al plato, existen múltiples maneras de cocinar este alimento.
Por PEIO GARTZIA
16 de mayo de 2013

El huevo es un alimento muy completo y de gran versatilidad en la cocina. ¿Sabías que algo tan simple como un huevo frito puede prepararse de tres maneras distintas? Este alimento puede pasar inadvertido en un plato -cuando lo utilizamos como elemento aglutinador, por ejemplo-, presentarse como guarnición o ser el protagonista indiscutido de la mesa. En la cocina, como siempre, el límite es el gusto personal y la imaginación; por tanto, existen muchas recetas y maneras de cocinar los huevos. En este artículo te presentamos nueve.

Huevos cocinados con cáscara.


Para cocinar los huevos con su cáscara es muy importante tener en cuenta tres aspectos: el tiempo de cocción (debe ser el adecuado según qué queramos conseguir), utilizar agua hirviendo y una cazuela sin tapar, y la integridad de la cáscara (que no tenga fisuras, suciedad, etc.).

1 Huevos pasados por agua.
Para su elaboración, introducimos los huevos en un poco de agua hirviendo y sal, y los mantenemos así durante unos 3 minutos. El resultado será la clara semilíquida y la yema líquida. Dado que este tipo de preparación no permite conservar los huevos después de cocinarlos, deben hacerse justo antes del momento de servir.

2 Huevos mollets (o mullidos).
Introducimos el huevo en agua hirviendo con sal, durante 5 minutos. El resultado final será una clara cuajada y una yema semilíquida. Este tipo de huevos se puede conservar en la nevera por un periodo de 2 días sin pelar. Se utilizan calientes, con alguna salsa, o fritos, como guarnición con una salsa mayonesa o derivada.

3 Huevos duros.
Introducimos los huevos en el agua hirviendo, con un poco de sal y los dejamos durante 11 minutos. Con este tiempo obtendremos una clara y una yema cuajadas. El truco aquí es controlar el tiempo de cocción, ya que si nos pasamos, la yema se pondrá verde. Estos huevos se pueden conservar en la nevera varios días sin pelar y se utilizan en ensaladas, para elaborar aperitivos y del mismo modo que los huevosmollets.

Huevos sin cáscara y sin batir.
Existen varias maneras de preparar huevos sin cáscara y sin batir. Las principales son las siguientes:

4 Huevos escalfados.
Se pone en un recipiente agua y vinagre (sin sal). Una vez que hierva, introducimos el huevo con suavidad. El ácido del vinagre en el agua evitará que la clara se disperse. Entre tanto, nosotros sostendremos la clara con una espumadera, y con ella envolveremos el huevo. Dejamos que la clara se cuaje, pero que la yema se quede líquida. A continuación, sacamos el huevo a un agua fría y, ya fuera de ella, le quitamos les rebabas. Se seca el huevo y lo colocamos como acompañamiento de alguna salsa, o como guarnición de algún plato.

5 Huevos cocotte.
Se elaboran dentro de un recipiente llamado cocotera. Este recipiente (de cerámica, silicona u otro material resistente al calor) irá untado con mantequilla y, dentro de él, introduciremos el huevo. A su vez, pondremos a la cocotera dentro de otro recipiente al baño María y lo meteremos al horno durante 2 o 3 minutos. Si queremos que lleve guarnición, la meteremos dentro de la cocotera y echaremos el huevo por encima.

6 Huevos al plato.
Para elaborarlos, utilizaremos cazuelitas de barro o platillos de acero inoxidable, untados de mantequilla. Colocaremos los ingredientes y el huevo cascado y lo pondremos en el horno o sobre la plancha (según gustos).

7 Huevos fritos.
Hay tres maneras de preparar los huevos fritos:
-A la poele: se elaboran echando un poco de grasa a la sartén (en general, mantequilla), de tal forma que, cuando los casquemos, la clara cuajará con lentitud. La clara compacta a la yema roja. Lo habitual es servirlos con guarnición.
-A la española: se elaboran en la sartén con abundante aceite a fuego fuerte. La clara debe quedar cuajada y esponjosa, mientras que la yema deberá lucir un color blanco por encima.
-A la andaluza (o al buñuelo): se fríen en abundante aceite a temperatura fuerte, de tal manera que, cuando introduzcamos los huevos, podamos voltearlos con rapidez con ayuda de la espumadera. La clara (cuajada) envolverá a la yema, que debe quedar líquida.

Huevos cocinados sin cáscara y batidos.
En este apartado, hay dos técnicas principales, ambas muy utilizadas (y socorridas) en nuestras cocinas: los revueltos y las tortillas.

8 Revueltos.
Son preparaciones a base de un huevo batido (o apenas batido), cuajado a baja temperatura y que al final presenta una textura cremosa. Dentro de los revueltos, hay dos formas de elaboración:
-A la sartén. Hacemos los huevos revueltos en una sartén, con poca grasa y a baja temperatura. Cuando añadimos el huevo, lo elaboramos sin dejar de mover. Este plato casi siempre lleva guarnición, que se prepara antes en la misma sartén donde echaremos el huevo por encima. Para que la mezcla quede más cremosa, se puede agregar un poco de nata.
-Al baño María. El método es el mismo que el anterior. La diferencia es que, con esta técnica, se ralentiza la cocción y el huevo queda más cremoso.

9 Tortillas.
Hay dos maneras de hacerlas:
-Tortilla francesa (o enrollada). Para hacerlas, echamos el huevo en una sartén con muy poca grasa y ligeramente caliente. Con un tenedor movemos de forma circular, y también movemos la sartén dejando que se extienda por ella. Después, se voltea la mitad, se enrolla en forma de bollo y se saltea todas las veces que sean necesarias, hasta que quede cuajada. Este tipo de tortilla también puede llevar guarnición, bien sea a un lado, como dentro (es habitual rellenarlas con jamón york y queso).
-Tortillas redondas o de patata. En nuestro país son las más típicas y, de ellas, existen múltiples versiones (de cebolla, de pimientos, paisana, vegetales, mixtas...). Para prepararlas, lo primero es pelar, lavar y cortar las patatas en dados pequeños. Pochamos esas patatas en abundante aceite hasta que estén blandas, y escurrimos muy bien. Por otro lado, se baten los huevos y se mezclan con la patata buscando una proporcionalidad. En este punto, añadimos la sal. Una vez hecho este proceso, movemos la sartén un poco y dejamos que se cuaje la parte que está en contacto con el fuego. Bajamos el fuego para que se cuaje la tortilla en su interior, dándole las vueltas que sean necesarias.

eroskiconsumer

PIS
---
**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/

Leer más...

10 consejos para ahorrar en la cocina


La cocina supone un constante gasto de energía dado que es uno de los lugares de la casa donde más tiempo pasamos. Pero… ¿quieres saber cómo reducirlo? Aprende algunos trucos.

1. El horno es un elemento que no siempre aprovechamos al máximo. Es importante no abrir constantemente la puerta para ver cómo están los alimentos, ya que de esta forma se puede perder hasta el 20% del calor. Debemos intentar, en la medida de lo posible, cocinar varias cosas para optimizar la energía. Por otra parte, hay que tener en cuenta que si vamos a hornear un alimento durante más de una hora no es necesario precalentar el horno.

2. A la hora de hacer la compra es importante revisar antes lo que tenemos en casa, para no repetir alimentos que luego serán desaprovechados.

3. ¡Qué fácil es cocer! Pues sí, pero no todo queda en echar los alimentos cuando el agua rompe a hervir y quedarse esperando. Con las cacerolas tradicionales, lo ideal es que cuando esté cociendo bajemos el fuego a un nivel más bajo. Así, la cocción será más lenta pero se gastará menos energía y los alimentos conservarán mejor sus propiedades.

4. Debemos mirar también que las sartenes sean más grandes que el fogón utilizado. Esto, sumado a tapar los alimentos mientras se cocinan, nos hará ahorrar hasta un 20% de energía.

5. Guardar y calentar los alimentos de ración en ración. Cuando hemos cocinado algún plato lo ideal es almacenarlo en raciones individuales, así podemos recalentar la cantidad exacta en función de las personas que van a comer y no desperdiciar nada.

6. A diario tiramos a la basura las sobras de la comida que ya no vamos a comer. Un buen recurso para reducir la generación de residuos puede ser crear compostaje con restos orgánicos. Podremos utilizarlo en nuestro propio jardín o incluso en un huerto urbano.

7. Con el tema de los embalajes pasa lo mismo. Cuantos menos utilizamos, menos basura generamos. Aún así, es inevitable que tengamos en casa envases que desechar, por ello debemos compactarlos para que sea menos frecuente y más fácil su recogida.

8. Para lavar podemos utilizar jabón biodegradable casero. La receta es sencilla y con él conseguirás ser más sostenible al ser un producto completamente natural.

9. Respecto a los electrodomésticos, ya sabes que el tema del etiquetado es fundamental a la hora de elegirlos, pero también debemos tener en cuenta que hay que utilizarlos de forma eficiente para conseguir un mayor ahorro energético.

10. ¿Cocinas con olla a presión? Con ella conseguiremos cocinar mucho más rápido y, por consiguiente, consumir menos energía.

¿Sabías que…?
El consumo de los electrodomésticos de la cocina supone, en la mayoría de los hogares, más del 50% de la factura eléctrica.

REPSOL.COM/ES

PIS
---
**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/

Leer más...

Agua del cielo para tu casa


¿Alguna vez te has planteado utilizar el agua de la lluvia en tu hogar? Gracias a este método, podemos reducir las elevadas facturas provocadas por elementos como el riego del jardín, centro neurálgico del desperdicio de agua, la cisterna, los huertos, etc. Veamos cómo darle la vuelta a la situación y conseguir disminuir este gasto.

¿De dónde sale el agua que utilizamos en casa?

El agua, en principio, es una fuente de energía limpia y renovable, pero el incremento de sequías en los últimos tiempos nos ha llevado a concienciarnos sobre su racionalización. Por eso, es importante saber qué cantidad consumimos y de dónde viene para así poder reducir su desperdicio y buscar alternativas.

El consumo de agua potable en España es de unos 140 litros por persona y día. Alrededor de un 65% proviene de ríos, embalses y demás acumulaciones en la superficie. Sin embargo, ¿de verdad es necesario utilizar agua potable para todo? La respuesta es no. Por tanto, vamos a ver cómo conseguirla de una forma más sostenible y también más económica.

Recogida de agua pluvial en casa

La recogida de agua de la lluvia ya se aprovechaba en la India desde el 4500 A.C. ¿Por qué no hacerlo en tu casa? Si vives en una zona con abundantes precipitaciones, puedes acumularla para luego usarla en otras ocasiones. Si por el contrario, vives en una zona más seca, tendrás aún más motivos para aprovechar al máximo este líquido tan preciado que la naturaleza nos brinda.

¿Cómo? Pues aunque parezca muy molesto y difícil, no lo es. Hay varias empresas que venden e instalan depósitos que van desde los 1000 litros ¡hasta los 9000! Según tus necesidades puedes elegir diferentes tamaños.

¿Para qué nos servirá?

Hasta ahora, es probable que no nos planteásemos usar este tipo de agua. Pero merece la pena que no descartemos esta idea y así aprovecharnos de esta alternativa sostenible.

¿No crees que puede ser un poco absurdo usar agua potable para mezclarla con desperdicios? Pues lo hacemos, por ejemplo, cada vez que vaciamos la cisterna. Por eso, sería recomendable usar la lluvia para rellenar su depósito.

Otras tareas en las que podemos ahorrar agua son: el riego, lavar la ropa y, en general, en tareas de limpieza. El riego no requiere de agua potable, simplemente que esté limpia, como es el caso del agua recogida de las precipitaciones y filtrada posteriormente. La ropa, al contrario de lo que se puede pensar, quedará igual de limpia y además mantendremos la lavadora en mejor estado, ya que el agua de lluvia no contiene cal.

¿Sabías que…?
En zonas de sequía a veces llueve tanto de golpe que el suelo no puede absorber todo el agua, se evapora y se desaprovecha.

REPSOL.COM/ES

PIS
---
**Visita:
http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/

Leer más...

Iluminar sin electricidad


No estamos hablando de retroceder a la época cavernícola y tener que ponernos a encender antorchas. Esta vez, se trata de métodos que nos ayudan a conseguir luz a través de la naturaleza. Descubre cómo y ¡ahorra en la factura de la luz!

La mejor luz, como es natural, es la del sol.

Desde el principio de los tiempos, la luz solar ha sido la mejor fuente de iluminación salvo en espacios cerrados y por la noche. El ser humano, en un intento de alargar los días, consiguió inventar la electricidad y con ella la luz artificial. Pero a día de hoy, el creciente consumo impide un desarrollo energético eficiente ya que se derrocha muchísima electricidad.

Por todo esto, los métodos tradicionales siguen teniendo muchísimo peso y se desarrollan nuevos sistemas para aprovechar al máximo sus posibilidades, que no son pocas. Así se ha llegado hasta los inventos que os mostramos a continuación.

Las lámparas de techo sin electricidad

No se trata de lámparas tal y como las conocemos, sino que son más bien unas claraboyas que se instalan en el tejado y a través de un tubo, llevan la luz a las estancias sobre las que están instaladas.

Este sistema nos evita encender la luz del baño de día, lo cual produce un ahorro que día a día se va acumulando. También es muy útil para darle luminosidad a zonas de la casa que, por la distribución, no tienen ventanas. Sin embargo, esta especie de lámpara, no actúa como una claraboya a la hora de transmitir el calor, ya que es capaz de evitar el efecto invernadero que producen otro tipo de ventanas.

Versión low cost, botellas PET de 50 a 60W

En Brasil, el mecánico Alfredo Moser ideó una versión más asequible en la que además se reutilizan materiales de plástico como son las botellas PET. Es un método bien sencillo, solo hay que llenar el culo de una botella de agua y un poco de lejía para evitar moho, para luego instalarla en un agujero previamente realizado en el techo.

Debido a las propiedades de la luz al atravesar el agua, esta se refleja hasta conseguir la misma luz en la habitación que una bombilla de 50 a 60W.

Lámparas solares

Tanto para exteriores como para habitaciones con ventana, nos encontramos con otra forma de aprovechar la luz del sol. Tal vez ya conozcas este tipo de lámparas, que acumulan la luz del sol por el día y luego se iluminan por la noche, de la misma manera que las señales de la carretera.

Además, se encienden de forma automática cuando detectan que no hay suficiente luz. Lo bueno es que además de iluminar, generalmente sirven también como objeto de decoración, pero sin gastar ni un solo euro, por lo que pueden encenderse todos los días si han acumulado la suficiente energía.

¿Sabías que…?
El sol tiene unos 6500 millones de años de vida y se le auguran otros tantos hasta que se apague.

repsol.com/es

PIS
---
**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/

Leer más...

El Whisky



El whisky (o güisqui) es una bebida alcohólica tradicionalmente elaborada en Escocia que por producirse a partir de la cebada puede ser considerada una variante de la cerveza, pero sin lúpulo y destilada posteriormente; así como envejecida en toneles de roble con la adición de azúcar tostada para darle el color, puesto que al destilarse, el líquido resultante es incoloro.

A pesar de su historiada existencia, no es tan viejo como pueda aparentar. Los alquimistas árabes, tal vez Avicena, descubrieron la destilación y la extracción del alcohol. El alquimista árabe Albukassen describía el proceso de destilación en sus escrituras del siglo X. Pronto abadías y conventos asumieron esa técnica y fabricaron diversos licores. Los árabes, sin embargo, por prohibición religiosa no experimentaron tanto. El término utilizado para describir la destilación fue el latín que decía “aquavitae”, agua de vida, en inglés “water of life”. Los escoceses e irlandeses tradujeron el término al vocabulario Celta como “uisgebeatha”, el cual fue abreviado con el uso a 'whisky'. La reseña escrita más antigua que se ha encontrado data de 1494 en la cual se indicaba la proporción de "Ocho bollos de malta para Sr. John Cor destinados a producir aquavitae”.

Para su elaboración se utiliza cebada germinada con la humedad, bloqueada esta germinación por medio del tueste y después molido el grano seco, al que se añade agua para que el almidón se transforme en azúcar y llegue a una fermentación alcohólica. También se fabrica de avena, trigo y sobre todo maíz en los EEUU (el denominado “bourbon”). Posteriormente se envejece en barricas de roble usadas, que contienen “la madre” de otros licores. Antes se empleaban los producidos en España en la zona de Jerez, pero actualmente suelen proceder de USA, toneles de roble originarios del envejecimiento del bourbon. La fabricación de un buen whisky suele estar cerca de macizos rocosos que aportan el agua cristalina. Esta se emplea en la germinación y en la fermentación, pero donde realmente interviene es cuando se añade al whisky para bajar la graduación.

Hoy día se prefieren especies de cebada que contienen mucho almidón y son bajas en proteínas, llamadas cebadas cerveceras o tremesinas. En la actualidad, el whisky es la bebida de alta graduación más consumida. Se fabrica en diversos lugares, aunque Escocia, Gales, Inglaterra, Irlanda y EEUU son los más tradicionales. Hay muchas denominaciones para las diferentes variantes del whisky: “blended” para los que contienen mezclas de cereales, “whiskey” el fabricado en Irlanda, o “bourbon” que se aplica al whisky de maíz sin mezcla. El whisky tiene un alto contenido en alcohol (de 35º a 40º) y por tanto muchas calorías, unas 260 por cada 100 cc.

En la cocina se emplea el whisky en la preparación de muchos platos, para acentuar el sabor de las salsas, en postres, en guisos, e incluso en la fabricación de bombones.

de RECETAS.NET

PIS
---
**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/







Leer más...

Cuatro beneficios de beber vino que deberías conocer


1) Agilidad mental. Para tu cerebro, parece que es mucho mejor beber vino que abstenerse de hacerlo. Así lo prueban cerca de 70 estudios científicos recientes que muestran cómo el consumo leve o moderado de vino mejora la función cognitiva y la agilidad mental. Además, ingerirlo en pequeñas dosis previene la demencia, tal y como demostraba un estudio de la Academia Sueca Sahlgrenska basado en un seguimiento a 1.500 mujeres durante 34 años. Posiblemente se debe a que los antioxidantes del vino reducen la inflamación, impiden que las arterias se endurezcan (aterosclerosis) e inhiben la coagulación, mejorando así el riego sanguíneo de nuestro órgano pensante, tal y como concluía un análisis publicado en el Acta Neurologica Scandinavica.

2) Antigrasa. El consumo de vino activa al gen SIRT1, que impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las ya existentes, tal y como demostraban científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en un estudio publicado en Nature. Otro trabajo dado a conocer en la revista Archives of Internal Medicine concluía que, aunque el alcohol contiene 7 calorías por gramo, sus efectos sobre el metabolismo hacen que beber vino moderadamente reduzca la obesidad y el sobrepeso al envejecer. La dosis diaria óptima, según la investigación, serían 40 gramos de alcohol al día.

3) Ejercicio embotellado. El ejercicio físico se podría servir a partir de ahora en botellas de vino. Una investigación publicada en la revista FASEB Journal sugiere que el resveratrol de la uva contrarresta eficazmente los efectos negativos de una vida sedentaria sobre el organismo. Los científicos realizaron sus experimentos sometiendo a varias ratas a un ambiente sedentario y limitando sus movimientos. A un grupo de roedores se le suministró resveratrol. Así observaron que solo los animales que no consumían este ingrediente del vino empezaron a sufrir disminución de masa y fuerza muscular y mostraron debilidad ósea. "El resveratrol no es un sustituto del ejercicio, pero puede disminuir el proceso de deterioro en caso de que un individuo se vea obligado a guardar reposo”, ha explicado Gerald Weissmann, editor jefe de la publicación.

4) Dientes sanos. Tanto el vino blanco como el vino tinto evitan la caída de los dientes, de acuerdo con una reciente investigación italiana. Gabriella Gazzani y sus colegas de la Universidad de Pavia comprobaron que la costumbre ancestral de tratar las infecciones de las encías con vino y evitar, de este modo, la caída de los dientes tiene un fundamento científico. Según desvelaban en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, esta bebida alcohólica frena el crecimiento de los estreptococos de la boca, bacterias vinculadas a las caries, a la gingivitis y al dolor de garganta.

PIS
---
**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/

Leer más...

COMPLEJO CULTURAL GALATRO