Búsqueda personalizada

Licor de dulce de leche



Las bajas temperaturas de los días de invierno, sumada al viento, que hace descender la sensación térmica en dos o tres grados, llama a mucha gente a tomar como hábito para esta época del año, tomar un trago de alguna bebida que nos dé el calorcito necesario para tener el cuerpo en condiciones y no engarrotado o duro por el frío.

En los bazares se venden botellitas muy lindas con distintos formatos, que acompañadas con un moño y una tarjeta nos dan la posibilidad de quedar bien con algo hecho con nuestras manos y como yo siempre digo:” bien caserito y con todo nuestro amor”.

Ingredientes
350 g de dulce de leche
200 g de azúcar
350 cc de agua
200 cc de Vodka o alcohol etílico
Preparación

Colocamos en una cacerola el agua con el azúcar y llevamos al fuego.
Cuando comienza a hervir, revolvemos y si ya están disueltos todos los cristales del azúcar, retiramos del fuego.
Agregamos el dulce y revolvemos bien para disolver e integrar bien todo.
Dejamos enfriar. Agregamos el Vodka o alcohol etílico (el que se compra en la farmacia) y revolvemos.
Se puede colar previamente o envasar tal cual está en frascos herméticos, para beber en el transcurso de un año.

fuente y video :

http://www.recetassimples.com/licor-de-dulce-de-leche/

**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar
Leer más...

Tiramisú imperial de miel y café


Ingredientes:
Galletas tipo María (aproximadamente 2 paquetes)
Café negro (fuerte) mas o menos 250 cm3
1 queso crema mediano
Crema de leche 250 cm3
4 huevos
Azúcar 4 cucharadas
Chocolate en polvo o rallado a gusto
Coñac, una copita
120 ml de miel pura

Preparación:
- Hacer el café y dejar enfriar, luego mezclar con el coñac la mitad de la miel pura.
- Separar las yemas de las claras. Las yemas se les agrega el azúcar y se baten en un bol grande.

- Agregar el queso crema y mezclar revolviendo en forma envolvente con ayuda de la batidora eléctrica. Reservar.

- Batir las claras a punto nieve sin azúcar y agregar al bol la mezcla anterior de manera envolvente con ayuda de un cucharón de madera o espátula.
- En una fuente rectangular mediana, forrar el fondo con galletas ligeramente mojadas de la mezcla de café, luego agregar crema y luego otra capa de galletas hasta completar el alto de la fuente. Terminar con una capa de crema, la miel restante y el chocolate rayado. Enfriar por 4 horas.
- Servir frío y acompañar con café o chocolate caliente.

Trucos y consejos:
- Pueden utilizarse otro tipo de galletas dulces, siempre que sean de tipo firme y sabor neutro.
- El coñac puede ser sustituido por algún licor dulce de regusto fuerte.
- El postre queda aún mejor de un día para otro.
- Se puede hacer una versión más suave sin café ni licor, utilizando leche evaporada si se tienen niños en casa.
**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar
Leer más...

¿Cómo hacer conservas caseras?




Debido a la necesidad de alimentos en las épocas de escasez, el hombre aprendió a conservarlos. La observación y la experiencia enseñaron que el frío los conservaba mejor. Ya en el neolítico, el hombre elegía la parte más fresca de su cueva como almacén. Con el fuego aprendió el ahumado y con el sol y el aire aprendió a secar su comida. El siguiente paso fué la fermentación. Se cree que fue en Egipto donde se empezó a fermentar el pan. La salazón y el ahumado ya se usaban habitualmente.

Es en 1809, cuando el francés Nicolas Appert da a conocer el método para elaborar conservas de larga duración. En 1862 Louis Pasteur definió el proceso de esterilización de los alimentos. Es a partir de este momento cuando la industria conservera no ha parado de desarrollarse y perfeccionarse.

Las técnicas más depuradas solo permiten su aplicación en el terreno industrial, como las radiaciones, liofilización, etc.; en otro sentido, gran parte de estos avances tecnológicos pueden adaptarse a nuestros hogares.

En el proceso de elaboración de muchas de las conservas se pierden nutrientes, en especial las vitaminas por ser sensibles a la luz, el calor y el oxígeno. Pero ésta pérdida es casi la misma que sufren esos mismos productos cuando los preparamos de manera normal.

Aún así, las conservas permiten mantener muchas vitaminas, proteínas y nutrientes de los alimentos. Al preparar las conservas de forma rápida, se evita que se pierdan muchos elementos nutritivos.

No obstante con las conservas tenemos la posibilidad de tomar productos fuera de temporada, por lo que su aporte nutritivo es interesante. No todas las vitaminas se pierden y las sales minerales se conservan casi totalmente en los jugos de cocción.

En Verano, Mermeladas:

El verano es el momento idóneo para preparar mermeladas caseras o hacer conservas de pimientos, tomates, bonito... En esta época abundan alimentos de temporada que se encuentran sólo ahora en su punto, pero que se podrán seguir consumiendo durante todo el año si se conservan de alguna manera.
No obstante, antes de ponerse manos a la obra conviene recordar una serie de precauciones para que el resultado final sea sabroso, sano y saludable.

Buen estado de los alimentos:

Escoja alimentos frescos y en estado óptimo.

Elija hortalizas, verduras y frutas sin golpes ni magulladuras, y selecciónelas por tamaños similares.

Los alimentos no deben estar ni muy verdes -al conservarlos pierden parte del sabor y resultarían insípidos-, ni muy maduros -al prepararlos se romperían-.

Los encurtidos se ponen primero en salmuera (sal) para una primera fermentación antes de meterlos en vinagre. Los productos pequeños fermentan antes que los grandes, por eso debe pincharlos con agujas de acero inoxidable, para evitar que la pulpa se ennegrezca.

Medidas de higiene:

Lave muy bien las verduras y frutas. No utilice detergentes ni desinfectantes que destruyan la flora microbiana.

Mantenga una escrupulosa higiene a la hora de manipular los alimentos: manos, ropa, pelo, utensilios, etc.

Antes del envasado, asegure la eliminación de posibles gérmenes sometiendo a los vegetales a una cocción previa o escaldado durante 5 minutos.

Esterilice los utensilios básicos (coladores, embudos, tenacillas, botes...) hirviéndolos en agua durante 15 minutos. Saque los tarros sujetándolos por el cuello.

Recipientes y otros útiles:

Utilice ollas, cacerolas y cazos de acero inoxidable, cristal o porcelana. Evite materiales reactivos como el aluminio.

No emplee cedazos de metal con la fruta ácida. Pueden afectar al color y al sabor de la conserva.

Evite el uso de materiales artificiales para filtrar y secar la fruta: son preferibles los naturales, como la muselina sin blanquear, la estopilla o el cálico, que no alteran el sabor ni la calidad de la conserva.

Use tarros de boca ancha, con bordes gruesos que resistan bien las altas temperaturas (100-114º). Los más aconsejables son los que tienen un anillo de goma o una tapa de vidrio o de metal sujeta al tarro por algún tipo de muelle o de clip sujetador. Asegúrese de que el cristal no está desconchado.

Si reutiliza tarros ya usados, asegúrese de que las juntas o gomas de las tapas siguen en perfecto estado. Reemplace las tapas de metal si la capa de laca interior está desgastada o dañada. La laca protege a las tapas de los ácidos de la fruta.

Mejor consumirlas antes de un año:

Distribuya el alimento aprovechando la capacidad del bote y deje un espacio de un centímetro en el borde superior. Elimine las burbujas que se hayan podido formar dando pequeños golpecitos. Limpie el borde con un paño humedecido en agua caliente y cierre el bote al vacío.

Esterilice los botes llenos y cerrados para que los alimentos no se alteren con microorganismos. En una olla con un trapo en el fondo, introduzca los botes envueltos en trapos y cúbralos de agua hasta el borde, pero sin llegar a las tapas. En ollas abiertas: 30 minutos para las verduras y 60 para pescados. En ollas cerradas a presión, la mitad del tiempo.

Si elabora mermelada y ésta contiene menos del 50 por ciento de azúcar, es necesario esterilizarla. Si el producto contiene más de dicha cantidad de azúcar, la esterilización no es necesaria, puesto que la sacarosa actúa como conservante.

Ponga etiquetas en cada tarro con el nombre del producto y la fecha en que se preparó. Almacénelos en un lugar seco, fresco y oscuro, sin apilarlos.

Recuerde que aunque las conservas al vacío duran años, es mejor consumirlas antes de 12 meses desde su elaboración.

Método de esterilización de los recipientes

Lavamos bien los botes y quitamos el posible etiquetado que pueda tener. En un olla grande la llenamos de agua y metemos los envases y las tapas, el agua debe cubrirles bien. Tapamos la cacerola. Una vez que el agua comience a hervir, bajamos un poco el fuego y lo dejamos durante 20 minutos.

Los sacaremos y los secaremos bien una vez que vayamos a usarlos para envasar la conserva.

Hay personas que en vez de usar el método anterior, limpian bien los botes y los meten al horno a calor moderado durante 5 minutos. Vosotros elegís
Otro tipo de sellado para las conservas

Para conservar sofritos, salsa de tomate, etc. puede ser muy útil este tipo de sellado.

Se realiza de la siguiente manera:

Se meten los envases ya bien cerrados de nuevo en la cacerola con agua, llenamos de agua solo hasta el cuello del bote, justo por debajo de la tapa. Es recomendable que primero de todo pongáis un trapo entre los botes para evitar que no se rompan al hervir al chocar entre los botes.

Se enciende de nuevo el fuego y se deja hervir 20 minutos o a fuego medio 40 minutos. Una vez pasado este tiempo dejamos enfriar, sacamos y secamos bien las conservas.

Para comprobar que todo ha salido bien, damos la vuelta al bote, si vemos que se mueven burbujas el frasco se ha quedado con aire, esto significa que debemos comer pronto la conserva ya que sino fermentará.

Recetas de Conservas Caseras

Anchoas en salmuera

Ingredientes:
Anchoas.
Sal gorda.
Aceite de oliva.
Preparación

Se extienden las anchoas enteras en un recipiente y se cubren con medio paquete de sal durante 5-7 días. Las anchoas así soltaran el agua y quedarán tiesas.

Pasado este tiempo se descabezarán con cuidado, para que las vísceras salgan con la cabeza. Una vez hecho esto, en un recipiente se echa una base de sal y sobre ella se pone una hilera de anchoas que a su vez se cubrirán con otra capa de sal. Sobre esta capa de sal se pone otra hilera de anchoas, pero esta vez, las cabezas de las anchoas irán en el otro sentido. Así sucesivamente hasta colocar las anchoas. Sobre la última capa de sal se coloca una tapa de corcho o madera y sobre ella una piedra del doble de peso que las anchoas.

Dejar las anchoas en salazón durante 5-6 meses. Una vez transcurrido este tiempo, se sacan las anchoas y se les quita la sal. Se separan los lomos, se recortan las espinas, las colas y se guardan en un bote hermético relleno de aceite de oliva.

Encurtidos de Verduras

Ingredientes:
2 botes de 1 kg.
1 kg. de pepinos pequeños.
1 coliflor.
1 kg. de zanahorias.
300 gr. de sal gorda.
1 guindilla.
1 l. de vinagre.
200 gr. de azúcar.
1 rama de tomillo.
Mejorana fresca.

Preparación:

Elige los pepinos, la coliflor y las zanahorias muy frescas y sin magulladuras. Pela las zanahorias y córtalas en rodajas de 1 cm; lava la coliflor y sepárala en ramilletes; lava los pepinos muy bien, hazles unos canales en la piel y córtalos en rodajas de 1 cm. Seca las verduras, ponlas en un bol de cristal y échales la sal gorda bien repartida.

Deja reposar las verduras bien sazonadas durante 24 horas. Al día siguiente, saca las verduras de la sal, enjuágalas muy bien con agua fría y sécalas. Pon a hervir el vinagre con el azúcar, el tomillo y la mejorana durante 15 minutos a fuego bajo.
Coloca las verduras en tarros estirilizados y en capas bien apretadas, y rellena con la mezcla de vinagre y hierbas hasta que se cubran bien; añade la guindilla picada. Deja que se enfríe bien el contenido de ios tarros y después ciérralos herméticamente.

Pimientos y cebollas asados

Ingredientes:
4 botes de 1/74 kg.
2 pimientos rojos.
2 pimientos verdes.
2 pimientos amarillos.
6 cebolletas.
1 cucharada de pimienta en grano.
1 cucharadita de cominos.
1/2 l. de aceite de oliva.
Sal.

Preparación:

Lava y seca con un trapo los pimientos y quita la primera capa a las cebolletas. En una bandeja de horno, echa unas gotas de aceite y coloca encima las cebolletas y los pimientos enteros; riega con el resto del aceite y añade los granos de pimienta, los cominos y la sal. Mete la bandeja al horno precalentado.

Pasados 30 minutos, saca la bandeja del horno, deja que se enfríen un poco los pimientos, pélalos y córtalos en tiras largas. Reserva el caldo que los pimientos y las cebolletas hallan soltado en la bandeja. Mientras los pimientos asados se enfrían, pueçles ir cociendo los tarros de cristal en agua, para así esterilizarlos.
Rellena los tarros con capas de pimientos y cebolletas, alternando por colores; vierte el jugo reservado y, si fuera necesario, añade aceite hasta cubrir.

Cierra los tarros herméticamente y ponlos a cocer al baño María, sin que el agua llegue a la tapadera y protegidos con trapos, durante 20 minutos. Deja enfriar los botes dentro de la cazuela.

Puré de tomate

Ingredientes:
3 botes de 1/2 kg.
6 kg. de tomates maduros.
2 cebollas.
Tomillo.
Laurel.
Perejil.
Albahaca.
Sal y pimienta.

Preparación:

Lava los tomates; pon una cazuela con agua al fuego y cuando hierva escalda los tomates durante 2 minutos. Sácalos, pásalos por agua fría, pélalos y quítales las pepitas. Rehoga en una olla o cazuela amplia, con un chorro de aceite de oliva, las cebollas, peladas y picadas.

Echa los tomates en la olla donde está la cebolla; añade también todas las hierbas aromáticas atadas en un ramillete. Deja cocer todo junto durante 30 minutos a fuego muy suave. Cuando el tomate esté cocido, retira las hierbas y tritúralo con el pasapuré. Salpimenta y coloca de nuevo al fuego.

Cuando el puré esté espeso, retíralo del fuego. Vierte el tomate en los tarros ya estirilizados y cierra al vacío. En una cazuela amplia, pon un paño en el fondo y mete los tarros envueltos en trapos. Cubre de agua hasta la tapadera y cuece 20 mm al baño María. Deja enfriar los tarros dentro de la cazuela.

Vía: Alimentacionsana, las técnicas de sellado son propiedad de mi abuela.

Bueno espero les sea de utilidad y se animen a realizar sus propias conservas naturales.

Leer más...

Limpia los Riñones con Perejil


Pasan los años y nuestros riñones siempre filtran la sangre quitando cualquier cosa dañina que entre en nuestro sistema, como el exceso de la Sal y otros mucho electos e impurezas que son nocivos. Con el tiempo la Sal se acumula por lo que al igual que los electrodomésticos con la Cal necesitamos un tratamiento de limpieza, pero.. ¿cómo vamos a hacerlo?

En realidad es muy sencillo, primero tome un puñado de perejil y lávelo muy bien, después córtelo en pedazos pequeños y póngalo en una olla y agregue agua limpia (1 litro) y hiérvalo por diez minutos, déjelo enfriar, cuélelo en una botella limpia y póngalo en El refrigerador. Tome un vaso diariamente poco a poco toda la sal y el veneno acumulado empieza a salir de su riñón al orinar.

El Perejil es conocido como el mejor tratamiento para limpiar los riñones y es natural (aparte de económico).

A continuación enumeramos otra serie de propiedades y elementos nutritivos del Perejil:

• Es un potente antioxidante: rejuvenece la piel

• Contiene betacaroteno

• Rico en minerales como calcio, fósforo, hierro y azufre.

• Rico en clorofila: combate el mal aliento, ayuda a depurar el cuerpo de toxinas y grasa excesiva.

• Rico en vitamina C: previene el cáncer, los problemas cardíacos y las cataratas e infecciones, y ayuda a fortalecer el sistema inmune del cuerpo.

• Por ser rico en calcio, es muy adecuado en dietas para combatir y prevenir la osteoporosis y durante la menopausia. Es muy benéfico para los niños y deportistas.

• Es diurético: ayuda a eliminar líquidos en forma natural. Por esta cualidad se utiliza en dietas para tratar hipertensión y para la salud de los riñones.

• Su alto contenido en vitaminas y minerales lo hace ideal para combatir y prevenir anemia, anorexia, debilidad general, fatiga, cansancio físico y mental.

• Ideal para fortalecer el cabello y las uñas.

• Muy bueno para combatir problemas de la piel.

• Útil contra las úlceras

• Del perejil se extrae un líquido aceitoso llamado Apiol, el cual se usa contra las fiebres intermitentes y las neuralgias.

FUENTE: https://www.facebook.com/pages/Plantas-medicinales/108418495921116


**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar
Leer más...

Tu Propio Huerto en Casa o Hasta Apartamento...



Cultivar tus propios alimentos sin mucho espacio es posible. Solo tienes que conseguir unos guantes y ponerte manos a la obra.

El alto costo de la canasta básica, el uso de pesticidas que contaminan el medio ambiente y los alimentos que consumimos, son algunos de los factores que han provocado que cada día, más personas tiendan a tener sus pequeños jardines orgánicos en casa. Esta actividad a parte de resultar beneficiosa para la salud, es uno de los pasatiempos más gratificantes para compartir con la familia, amigos o vecinos. “Pronto vas a tener tus propias cosechas y estarás haciendo cenas con los amigos y vecinos donde podrás comentarles cómo los ingredientes llegaron de tu balcón o patio a la mesa”, comentó Ursula Kiener, fundadora de Jardines Urbanos, organización que promueve la agricultura comunitaria. Para emprender el proyecto, el primer paso es ser paciente, responsable y constante, ya que los resultados no serán inmediatos. El siguiente paso por seguir es seleccionar el área. Ya sea que vivas en una casa con patio o en apartamento, al momento de ubicarlo se debe tomar en cuenta la cantidad de luz solar a la que estarán expuestos los cultivos. También es importante conocer las plantas antes de sembrarlas, ya que algunas necesitan más sol que otras.
Para quienes cultivan en el balcón o en la azotea, las opciones son muchas. Una de las recomendaciones es la de utilizar cubos o colgar pequeñas macetas hechas con envases reciclados, como por ejemplo los envases o garrafones plásticos. Los expertos de Jardines Urbanos, también nos explicaron que es aconsejable empezar con semilleros, que se pueden hacer con la caja de huevos y después replantar. Las semillas deben estar ubicadas en un lugar donde las corrientes de aire no sean muy fuertes, al igual que la lluvia y el sol. Se aconseja empezar poco a poco, cuidar tantas plantas puede ser abrumador para las personas sin experiencia.
Las hierbas son lo más fácil para empezar, puedes probar con albaca, orégano, culantro, romero, menta, hierba buena y hierba de limón. Otras opciones comestibles pueden ser pimentón dulce, ají picante, tomates (escoger una variedad pequeña, ya que los tomates crecen hasta diez pies).
El cuidado es una de las partes fundamentales de este proceso. Toma en cuenta que las plantas no deben estar demasiado pegadas para evitar la propagación de plagas. Corta cualquier hoja que veas decolorada o con manchas blancas y rocía sobre la planta una mezcla de agua con jabón orgánico para no afectar su consumo posterior. Por último, ponle nombre a las macetas, esto creará un lazo especial**Visita: http://danielanibalgalatroescritor.blogspot.com.ar
Leer más...

más casas



las cubiertas van rellenas de tierra apisonada, son como verdaderas rocas, excelente, vean el documental The garbage warrior, alli muestran esta tecnica, es realmente inspirador.
Leer más...

COMPLEJO CULTURAL GALATRO